En estos tiempos de dificultades económicas, puede resultar difícil para una pequeña empresa seguir siendo rentable y operativa. Lamentablemente, aún no existe un manual de estrategia predeterminado a seguir para sobrevivir a la tormenta y restaurar la nave. Cada pequeña empresa es única y, en consecuencia, cada una presenta sus retos y oportunidades. Debido a estas diferencias, no es realista intentar replicar el éxito del plan de recuperación de otra empresa. Esta guía le ofrece consejos para que los propietarios de pequeñas empresas naveguen por una emergencia económica.

Como propietario de una pequeña empresa, es probable que conozca los retos que plantean las emergencias económicas. Ya se trate de una catástrofe natural, una recesión o una pandemia mundial, estos acontecimientos pueden afectar significativamente a las finanzas y las operaciones de su empresa. Sin embargo, con la planificación y las estrategias adecuadas, puede gestionar su pequeña empresa durante una emergencia económica e incluso salir fortalecido del otro lado. He aquí algunos consejos que le ayudarán a conseguirlo.

Analice el panorama general

Las personas tienden a abordar los problemas más evidentes e inmediatos con celo y sin vacilar. Es comprensible y tiene sentido desde el punto de vista financiero, según las circunstancias. Sin embargo, también es bueno retroceder y examinar el contexto más amplio para determinar qué aspectos suelen funcionar y qué factores pueden beneficiarse de algunos ajustes. Es una oportunidad para comprender mejor la magnitud y amplitud de los problemas actuales y entender mejor el modelo de negocio de su organización, analizando incluso cómo entran en juego sus ventajas y desventajas.

Pensemos en el caso en que el propietario de una pequeña empresa se entera de que dos empleados cometen errores repetidos con el inventario, lo que da lugar a que determinados suministros sobren o falten de la cantidad adecuada. La respuesta automática podría ser despedir a esas personas; sin embargo, podría ser más prudente investigar si el gerente que los contrató y supervisa les ha proporcionado el nivel de formación adecuado.

Si se determina que la culpa es de la dirección, entonces se podría despedir a esa persona; por otra parte, podría haber soluciones más eficaces. Supongamos que los vínculos del directivo con los clientes existentes de la empresa tienen un historial de logros que se traducen en la repetición de negocios y en importantes ingresos. En ese caso, es probable que quiera mantener a este empleado. El reciclaje sería una alternativa preferible al despido.

El propietario examina el problema de arriba abajo para reducir o eliminar la posibilidad de que resurjan los problemas, al tiempo que intenta evitar un cambio que podría tener un impacto negativo en las ventas futuras. El examen minucioso de los puntos fuertes y débiles del empleado forma parte de este examen descendente.

Utilice el mismo tipo de lente para analizar cómo encajan sus productos o servicios en el mercado actual, cómo ha afectado la crisis financiera a sus clientes y proveedores, y todas las demás partes críticas de las operaciones de su empresa. Tienes que ser consciente de hasta qué punto tu estrategia empresarial se ajusta a la situación actual y ser capaz de hacer conjeturas sobre lo que podrían significar para ella los resultados de una serie de posibles escenarios futuros.

Elaborar un plan

Elaborar un plan es el primer paso para gestionar su pequeña empresa durante una emergencia económica. Este plan debe esbozar los pasos que dará para mantener su negocio en funcionamiento y rentable durante la crisis. Debe identificar los riesgos y retos potenciales a los que puede enfrentarse su empresa y desarrollar estrategias para mitigarlos. Por ejemplo, su negocio depende en gran medida de las interacciones cara a cara. Es posible que tenga que explorar formas de cambiar a las interacciones en línea u ofrecer la recogida en la acera.

Su plan debe incluir también un presupuesto para el periodo de emergencia. Este presupuesto debe tener en cuenta la posible pérdida de ingresos, el aumento de los gastos y las inversiones necesarias para adaptar la empresa al nuevo entorno.

Manténgase al día sobre la situación

Las emergencias económicas pueden cambiar rápidamente, por lo que es esencial mantenerse al día de la situación. Esté atento a las actualizaciones de las noticias, los anuncios del gobiernoy las publicaciones del sector para mantenerse informado sobre cualquier novedad que pueda influir en su negocio. Esta información puede ayudarle a ajustar su plan y a tomar decisiones con conocimiento de causa.

Concéntrese en el flujo de caja

El flujo de caja es fundamental para cualquier empresa, pero adquiere aún más importancia durante una emergencia económica. Tome medidas para mejorar su flujo de caja, como reducir gastos, ampliar los plazos de pago a los proveedores y cobrar los pagos de los clientes con mayor rapidez. Considere la posibilidad de explorar opciones de financiación alternativas, como líneas de crédito o préstamos,que le ayuden a cubrir los desfases de tesorería. desfases de tesorería..

Comuníquese con clientes y proveedores

La comunicación es fundamental durante una emergencia económica. Póngase en contacto con sus clientes y proveedores para informarles de cómo se ve afectada su empresa y qué medidas adopta para hacer frente a la situación. Sea transparente sobre cualquier cambio en las operaciones, como reducción de horarios o retrasos en los plazos de entrega. Mantenga informados a clientes y proveedores de cualquier actualización o cambio a medida que evolucione la situación.

Explore nuevas fuentes de ingresos

Durante una emergencia económica, es esencial ser creativo y explorar nuevas fuentes de ingresos. Por ejemplo, si tiene un restaurante, considere la posibilidad de ofrecer kits de comida para que los clientes la preparen en casa. Si es proveedor de servicios, considere la posibilidad de ofrecer consultas en línea o servicios virtuales. Busque formas de diversificar su oferta y atraer a nuevos segmentos de clientes.

Priorice los gastos esenciales

During an economic emergency, it is crucial to prioritize essential expenses. Focus on costs critical to keeping your business running, such as rent, utilities, and payroll. Consider reducing or eliminating non-essential expenses, such as marketing or travel.

Explore los programas de ayuda del gobierno

Durante una emergencia económica, es crucial priorizar los gastos esenciales. Concéntrese en los gastos críticos para mantener su empresa en funcionamiento, como el alquiler, los servicios públicos y las nóminas. Considere la posibilidad de reducir o eliminar gastos no esenciales, como marketing o viajes.

Invierta en tecnología

Invertir en tecnología puede ayudar a su empresa a adaptarse a las circunstancias cambiantes y mejorar la eficiencia. Considere la posibilidad de invertir en herramientas y software que puedan ayudarle a gestionar su empresa a distancia, como videoconferencias o herramientas de gestión de proyectos. Busque oportunidades para automatizar procesos y reducir la carga de trabajo manual.

Centrarse en el bienestar de los empleados

Durante una emergencia económica, es esencial dar prioridad al bienestar de sus empleados. Comuníquese con ellos regularmente para informarles de cualquier cambio en las operaciones o políticas. Intente ofrecer modalidades de trabajo flexibles, como trabajo a distancia u horarios ajustados, para ayudar a los empleados a equilibrar sus obligaciones laborales y personales. Además, considere la posibilidad de ofrecer programas de apoyo a los empleados, como servicios de asesoramiento o asistencia financiera, para ayudarles a superar los retos de la emergencia económica.

Mantener el optimismo

Por último, es importante mantener el optimismo durante una emergencia económica. Aunque la situación pueda ser difícil, es esencial centrarse en las oportunidades y posibilidades que puedan surgir. Busque formas de innovar y adaptar su empresa al nuevo entorno. Mantenga una actitud positiva y un sentido de determinación y resistencia. Con la planificación y las estrategias adecuadas, podrá gestionar su pequeña empresa durante una emergencia económica y salir fortalecido al otro lado.

Mantener la calidad

En tiempos difíciles, es fundamental controlar los gastos. Los empresarios deben mantener una postura proactiva y trabajar para ganarse el apoyo de los empleados ante los cambios que se avecinan. Sin embargo, al aplicar estas mejoras, hay que tener cuidado de no comprometer la calidad del producto.

Al tratar de aumentar sus márgenes de beneficio, los propietarios de negocios deben ser cautelosos a la hora de modificar significativamente componentes esenciales. Por ejemplo, si una pizzería atraviesa una época de sequía, el propietario podría intentar aumentar los márgenes por tarta adquiriendo ingredientes baratos de queso o salsa para ampliar los márgenes de beneficio. Es crucial recordar que el plan sólo podría funcionar si los clientes están contentos con el sabor de la pizza y las ventas se resienten por ello. El objetivo en este caso debe ser reducir los gastos y otros aspectos de la operación, manteniendo al mismo tiempo una alta calidad del producto. En su lugar, existe un método para conseguir envases de comida para llevar o servilletas de papel a un precio más bajo.

Prepárese

En conclusión, gestionar una pequeña empresa durante una emergencia económica puede ser todo un reto. Aun así, con la planificación y las estrategias adecuadas, es posible sobrevivir e incluso prosperar. Desarrolle un plan, manténgase al día, céntrese en el flujo de caja, comuníquese con clientes y proveedores, explore nuevas fuentes de ingresos, priorice los gastos esenciales, explore los programas de ayuda del gobierno, invierta en tecnología, céntrese en el bienestar de los empleados y manténgase optimista. Siguiendo estos consejos, podrá gestionar su pequeña empresa durante una emergencia económica y posicionarse para el éxito en el futuro.

Lo primero que hay que hacer para sobrevivir a una crisis financiera es prepararse para el peor de los casos. Asegúrese de tener dinero reservado para gastos imprevistos, salde cualquier deuda con tipos de interés elevados, viva de la forma más frugal posible dentro de sus posibilidades, varíe sus inversiones y ahorre dinero a largo plazo. También sería beneficioso que buscaras un trabajo a tiempo parcial para conservar tus ingresos en caso de emergencia.

¿Qué espera exactamente? Nada puede impedirle desarrollar una estrategia para prepararse y superar una crisis financiera. En Mainroad Capital estaremos encantados de ayudarle en estos momentos difíciles.

Articulos Similares